domingo, 12 de octubre de 2014

NINA RINDT - POLE POSITION -


Cuando miramos su foto, sufrimos un impacto fulminante que nos deja sin aliento y a medida que nos recobramos del soponcio, no podemos más que admirar el gol de oro que acaba de anotar Nina Rindt con este look.



Esta diosa finlandesa con estilo incomparable y precursora de la “actitud”  




ya era “it girl” en los años 70  e imponía su look en los circuitos de  Formula 1




A diferencia del resto de  las esposas de la Formula ONE, 



Nina tenía ese “no sé qué” que la hacía única e irrepetible.

Cada foto nos refleja a una mujer con  envidiable seguridad en sí misma y sus elecciones no eran más que el reflejo de su interior.


una imagen vale más que mil palabras



Un día aparecía vestida  de colegiala de internado inglés y lucía espléndida y aniquilaba a la competencia


Al día siguiente, subía al podio para coronar la victoria de su esposo, el corredor de Formula 1, Jochen Rindt, luciendo camisa de jean desabotonada, capelina verde y sobrada actitud  que dejaba en coma cuatro a propios y extraños


Y nosotras contemplamos la imagen de Nina como quien contempla a una obra de arte...


deslumbradas por la perfección del conjunto y al mismo tiempo tratando de dilucidar el secreto que esconde cada una de sus partes…



Y mientras nos formulamos la pregunta filosófica si se nace con estilo o se hace, quisiéramos bajar los brazos y abandonar la lucha y simplemente mirarla extasiadas, como lo hace su marido 

Es que cuando Nina sonríe es como si saliera el sol 
y el mundo se rinde a sus pies


Y cuando mira al horizonte con superioridad , simplemente nos sentimos sus súbditos ante tanta realeza…

TOO COOL FOR WORDS

Amiga de Twiggy, desde sus días de gloria del Swinging London, la icónica modelo era su invitada de honor en los circuitos de FORMULA ONE


Con toques bohemios propios de la década del setenta, combinaba capelinas con camisas de cuello polo y lentes de sol Jackie O


y su estilo no encontraba rival
Helen, la esposa de Jackie Stewart, tratando de copiarle el look  

Otras veces canalizaba su Audrey interior y nos deleitaba con pañuelo Hermes cubriéndole la cabeza.


Fan número uno  e incondicional apoyo de su marido, 



      Nina cronometraba los tiempos de cada vuelta en cada prueba  



y estaba presente en cada carrera.
That 70's show



EN 1968 EN ARGENTINA CON EL MECANICO Y SU NOVIA


La pasión por los autos corría por sus venas finlandesas, dado que su padre era dueño de un circuito local en su país natal.

En cuanto a Jochen, fuera de los circuitos, su esposa Nina era su mejor y más preciado trofeo


THE SWEETEST GIRL IN THE WORLD

Habían contraído matrimonio en 1967 





y al año siguiente se convertían en orgullosos padres de la pequeña Natasha



y sin duda,  confomaban la pareja estelar de la F1




NUESTROS AÑOS FELICES






El feliz matrimonio se despedía en 1970… 




el hombre que la había amado, desposado  y cedido el apellido que la haría famosa en todo el mundo


perdía la vida a los 28 años en un trágico accidente durante una prueba  de Formula 1 en la peligrosa curva “Parabólica” del circuito de Monza, Italia el 5 de septiembre de 1970


Jochen estaba en la cima de su carrera y en el albor de la vida




ya se había coronado ganador de las 24 horas de Le Mans en 1965 y disputado las 500 millas de Indianapolis en 1967



Nina, viuda a los 27 años, recibió el trofeo póstumo que proclamaba a Jochen Rindt  ganador de Formula 1 de 1970, de manos del gran amigo de la pareja, el escocés Jackie Stewart, quien además era su vecino en Ginebra, donde residían.




Alemán de nacimiento y criado en Austria, se había eregido en ídolo de su país adoptivo y tras su trágica desaparición se convertiría en leyenda. 


La vida continúa y Nina  volvió a casarse dos veces más y divorciarse otras tantas, pero siempre conservó el apellido de su primer marido.




Y fue la niña mimada de los circuitos, a los que siguió frecuentando y a los que siempre se sintió unida.





NINA RODEADA DE CAMPEONES

CON EL BRITANICO JAMES HUNT


NINA EN EL MUSEO DE VIENA EN 1973 JUNTO A EMERSON FITTIPALDI


JUNTO A OTRO AUSTRIACO DE ACERO, NIKKI LAUDA

CON EL INOLVIDABLE STEVE MC QUEEN


El 5 de septiembre de 2000, Nina y su hija Natasha, descubrían una placa en honor a Jochen Rindt, conmemorando el 40° aniversario de su desaparición, en el frente del edificio que lo vio crecer en la calle Ruckerlberggürtel 16 en  Graz, Austria




Nina nos demostraba, cuarenta años después, que seguía siendo una mujer con estilo único.


GRAND PRIX PARA LA INCOMPARABLE
NINA RINDT

No hay comentarios:

Publicar un comentario