sábado, 23 de agosto de 2014

ALEXANDRA MANLEY CONDESA DE DINAMARCA - La dama de Hong-Kong






Celos, envidias, traiciones, infidelidades
 entretejen la trama de intrigas palaciegas en la monarquía más antigua de la tierra.


Ya nos hablaba de esto Shakespeare en “Hamlet”.



En el  tercer milenio el reino de Dinamarca nos entretiene con vaivenes sentimentales propios de una telenovela mexicana.
CONFIRMACION DEL PRINCIPE NICOLAS EN 2013

El matrimonio conformado por el príncipe Joaquín, hijo menor de la reina Margarita, con la euro-asiática Alexandra Manley era una cuento de hadas hecho realidad.




La reina brindaba por el cruce de razas y la felicidad de la casa real se extendía a todo el pueblo.


Alexandra provenía de tierras lejanas y era el emblema de la clase y la elegancia.


Ejecutiva de alto nivel en su Hong-Kong natal,  Alexandra representaba a la mujer moderna,


independiente 


y encumbrada que aportaba el toque  de exotismo y glamour que Dinamarca necesitaba.


Ataviada en tailleurs Chanel 












No disimulaba su debilidad por el rojo pasión, 



después de todo provenía de la tierra del Dragón…







Ostentaba el título de Su Alteza Real Princesa de Dinamarca 


El pueblo la admiraba y la familia real la respetaba.



Era la niña mimada:  primera princesa de Dinamarca,  primera nuera y primera cuñada.
EL PRINCIPIO DEL FIN: NO ENTRAN DEL BRAZO

Pero lo que una vez fue dicha compartida y amor eterno 
empezó a deteriorarse.
LENGUAJE CORPORAL: JUNTOS PERO SEPARADOS


La infelicidad se instaló en el matrimonio y sobrevino el desgraciado final que toda mujer que alguna vez estuvo enamorada desearía poder evitar.


Lo que había sido bendecido por Dios y aprobado por los hombres 
no se pudo salvar



  En septiembre de 2004 anunciaron su separación después de 9 años de unión.



La sentencia de divorcio llegó al año siguiente en 2005


¿Qué lleva a un matrimonio principesco al hastío y al desamor?

¡Qué insostenible habrá sido la situación para tomar tan drástica decisión!




El primer divorcio de la familia real danesa desde 1846 causó revuelo 

Y hubo especulaciones acerca de terceros


Recordemos que  Joaquín  había conocido en 2002 a Marie Cavallier quien años más tarde se convertiría en su segunda esposa.
Joaquin y Marie en el palacio real danés agosto 2014


Y Alexandra, antes de anunciar la separación, ya había conocido a Martin Jorgensen, un fotógrafo 15 años menor.




Al mismo tiempo que Mary Donaldson hacía su entrada triunfal en la corte danesa como esposa del heredero al trono el 14 de mayo de 2004


Alexandra y Joaquín confirmaban el fin de su unión 4 meses después de la boda del príncipe Federico  heredero al trono de Dinamarca.



Alexandra atravesó la separación con gracia y buen humor.  



Segura de su decisión. 



Quizás el fotógrafo ya le había robado el corazón...



La peor  parte la llevó el príncipe Joaquín quien fue etiquetado por los medios como el causante del fracaso matrimonial por su afición a la discotheques, a la bebida y a las jovencitas...



La llegada de Mary a la corte contribuyó a que se esparcieran rumores de que Joaquín estaba enamorado de su cuñada y quizás  tuvieran cierto fundamento…

Alexandra supuso para Mary un estandarte de elegancia digno de igualar y ,de ser posible, de superar.



asistiendo a la boda de su cuñado el príncipe Federico con Mary Donaldson el 14 de mayo 2004

Alexandra lucía tailleurs Chanel que respetaban la etiqueta a rajatabla.




Mientras que Mary incorporó un toque más romántico
 con plisados y floreados.



Después de su divorcio, conservó su título de princesa y el de Condesa de Frederiksborg,  título otorgado personalmente por la reina.




Y a partir de entonces se decantó por un estilo pret-a-porter más decontracté.



Habrá influido también que su marido es 15 años menor
 y fotógrafo de profesión.


Celebraron su enlace el 31 de marzo 2007 en Dinamarca




 Y desde entonces son la viva imagen de la felicidad y estabilidad. 


Si bien Alexandra, al casarse nuevamente, tuvo que ceder el título de princesa, pudo conservar el de condesa.


Conforman una familia feliz con los hijos de la ella




y se llevan de perlas con su ex Joaquín y su actual mujer Marie 

Marie solícita y conciliadora abraza a la condesa
en la confirmación del príncipe Nicolás

 Alexandra, siendo madre de los príncipes Nicolás y Felix, sigue siendo parte de la familia real danesa y es invitada a todos los eventos familiares.

Aquí en la celebración del 80 cumpleaños del Príncipe consorte Henrik en julio 2014



No cabe duda de que para Alexandra Manley la nueva vida empezó a los 40 cuando anunció su separación y abrió su corazón a un nuevo amor. 





El 30 de julio 2014 celebró su 50 cumpleaños rodeada de su hijos y marido que son la nueva familia que formó. 




¡Felicidades Alexandra!







________________________________

Nota de la autora: Un año después de la publicación de este post, el martes 8 de septiembre 2015 el portavoz de la Condesa de Frederiksborg anunciaba la ruptura matrimonial de Alexandra y su segundo esposo Martin Jorgensen debido a que ambos ya no compartían los mismos valores matrimoniales. 

Lamentamos la noticia y le deseamos a la condesa todo lo mejor en esta nueva etapa de su vida.
___________________________________________________________

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada