sábado, 12 de julio de 2014

MAXIMA - EL NOMBRE ES UN DESTINO -




El emblemático escritor argentino Jorge Luis Borges escribió alguna vez que “el nombre es un destino” y su compatriota Máxima Zorreguieta así lo confirma.


No cabe duda que Máxima nació para cumplir su destino de reina y deslumbra como tal en cada una de sus apariciones públicas.


En cada velada de gala despliega las joyas de la corona otorgándole majestuosidad al trono de Orange.




Con sobrado carisma y seguridad en sí misma  introdujo sin miramientos el Wow Factor  desde que hiciera su debut triunfal en la corte real.




Le dijo adiós a la era del brocado de antaño y se abocó a darle nuevos bríos a la alicaída imagen de la monarquía.

¡la vida empieza a los 40!
festejando sus cuarenta primaveras

Su marca registrada y sus mejores aliados son la tafeta
 y el shantung de seda.



Deja el encaje antiguo para Letizia, así como los tailleurs con solapa para la conservadora reina española.





Máxima es en cambio precursora y puede darse el lujo de jugar con la moda.



Nadie puede cuestionar su inteligencia, su eficiencia y su compromiso en su labor como reina consorte de los Países Bajos,



 el cual complementa con su profesión de economista.


Recibida en la Universidad Católica Argentina, desde 2004 es miembro del Consejo de Estado de los Países Bajos y en 2009 fue nombrada por las Naciones Unidas como Abogada Especial para la “Financiación del desarrollo inclusivo”.  
con el Secretario General de la ONU Ban Ki Moon


Máxima demuestra actitud y el color es un reflejo de su personalidad positiva, fuerte y alegre




channeling Jackie

lady in Orange

Se atreve a los  colores estridentes, 
diseño de Lanvin para recibir al Príncipe Alberto de Mónaco en junio 2014


a osadas mangas 


y magníficos moños 





Dosificandolos con colores pasteles, plata y nude 




luciendo poncho con guarda pampa en honor a sus raíces argentinas



Ella aporta el toque de glamour y originalidad a cada prenda que engalana.




Se anima a combinar diferentes texturas y diseños 





y tiene debilidad por la bijoux, la cual elige con audacia.



La elegancia es su compañera desde la adolescencia y ahora en su rol de reina de Holanda  la despliega a capa y espada.



Así la veíamos en la boda de su hermano menor Juan Zorreguieta con la austríaca Andrea Wolf en Viena.

dejando en claro quien es la reina

la pobre Andrea Wolf quedó un tanto deslucida ante el despliegue de su majestad



bebiendo una copa de champagne ante la inquisitiva mirada de una invitada
¡Vamos! que no es mas que una simple mortal con coronita!


Y no se limita a vestir con diseñadores holandeses
diseño de Jan Taminiau

sino que es fiel a los diseñadores argentinos a los que les encargaba su guardarropa pret a porter para lucir elegante en su puesto de ejecutiva de cuentas de la banca privada de importante entidad bancaria internacional cuando era soltera y vivía en Nueva York.

diseño del argentino Benito Fernández

otro diseño de Benito Fernández para la velada de gala en su visita a Polonia en junio 2014


En la misa de inicio del pontificado del Papa Francisco, su esposo besa emocionado su mano aún después de 12 años de casados y se muestra más enamorado que el día que la conoció en la Feria de Abril de Sevilla.

Maxima sigue profesando su fe católica

En estos años de matrimonio no solo supieron mantener el amor y crecer juntos en la misma dirección, sino que se convirtieron en el dream team de nobles y plebeyos.




Hoy ya proclamados reyes de Holanda gozan del cariño y respeto de su pueblo.


Máxima es una reina con todas las letras.


El periodista español Jaime Peñafiel, especializado en casas reales europeas, la adora y hubiese deseado que perteneciera a la corona española.



Ella está a la altura de su noble titulo


Es una digna representante de su país adoptivo.



Y una luchadora incansable por el bienestar de su pueblo.




Su porte, su gracia, su presencia inspira respeto y admiración.


Seguramente se preparó para ese rol desde el día en que nació.

Y desde el momento que se comprometió con el príncipe heredero, honró al hombre que la eligió 



y se convirtió en hija dilecta del país que la adoptó.

Ese es el doble mérito de Máxima




UNA MUJER CON ESTILO ÚNICO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada